2008: año de conmemoraciones pero, sobre todo, de concentración y aceleración de la historia

Conmemoraciones de índole variada convergen en este año de 2008. Dos son, no obstante, las que a juicio nuestro merecen la luz de nuestro interés: hace doscientos años, en 1808, la invasión napoleónica a la península ibérica detonó el desmoronamiento del imperio español, una de cuyas consecuencias inmediatas fue la organización de juntas patrióticas que, tanto en España –en Oviedo, Murcia, Sevilla o Cádiz– como en América –en los ayuntamientos de México, Caracas, Buenos Aires o Santa Fe de Bogotá, postularon el principio político de la soberanía popular, primer disparo ideológico de las revoluciones de independencia (en España, de 1808 a 1814, contra el imperialismo napoleónico; en América, de 1808 a 1824, contra el imperialismo francés, primero, y contra el absolutismo de la restauración borbónica española, después). Uno de los contrapuntos de esta compleja dialéctica política fue ni más ni menos que el constitucionalismo liberal gaditano de las Cortes de Cádiz de 1812.

Desde las coordenadas históricas, políticas e ideológicas de este proceso de inequívoco rango histórico universal, podemos dibujar, a efectos de suscitar el interés crítico de nuestros lectores, lo que podemos consignar como el problema americano como problema filosófico ; es decir, el problema suscitado en el momento en que se perfilan las naciones políticas americanas proyectadas desde la perspectiva de la historia universal, que es la perspectiva en donde encuentran cabida las cuestiones que “conciernen a la humanidad”.

Hace 70 años, en 1938, el General Lázaro Cárdenas del Río, desde el poder del Estado, orquestó la expropiación de la industria petrolera nacional en el marco de un antagonismo geopolítico contra el imperialismo tanto americano como británico. Para muchos, como don Luis Cabrera, la expropiación petrolera de Cárdenas cerró el proceso largo de la revolución mexicana, terminando así de delimitar los perfiles externos, por un lado, y de configurar la estructura interna, por el otro, de la nación política mexicana moderna.

Desde estas coordenadas, podemos dibujar también lo que podríamos denominar como el problema nacional como problema filosófico , un problema que sitúa en el terreno filosófico las cuestiones concernientes al destino histórico (en un sentido material y no metafísico) de una nación política independiente y soberana, como lo es México, en el concurso del resto de las naciones políticas recortadas a escala mundial.

Los días terrenales propone así que 2008 sea visto no ya nada más a la luz de la crisis orgánica del Estado mexicano iniciada con la imposición de un gobierno de facto, sino que también se haga, insertando la propia crisis orgánica a la que asistimos, a la luz de esta convergencia singular: la convergencia que traba dialécticamente al problema americano y al problema nacional y que, al ser problemas filosóficos , se constituyen en dispositivos ideológicos de condensación y aceleración de la historia.

‘¿De dónde proceden nuestros límites actuales? El origen de estas fronteras ¿responden acaso a una razón histórica legítima? ¿Nos separa una barrera idiomática, cierta muralla racial evidente? ¿O es, por el contrario, el resultado de un infortunio político, de una vicisitud de las armas, de una derrota nacional? Sin duda aparece como fruto de una crisis latinoamericana, puesto que América Latina fue en un día no muy lejano nuestra patria grande. Somos un país porque no pudimos integrar una nación y fuimos argentinos porque fracasamos en ser americanos. Aquí se encierra todo nuestro drama y la clave de la revolución que vendrá’.

Jorge Abelardo Ramos, Revolución y Contrarrevolución en la Argentina

 

Extraído de: http://www.losdiasterrenales.org.mx/



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s