Solidaridad de Izquierda Hispánica con la República Popular China frente al neofeudalismo tibetano

Izquierda Hispánica quiere expresar su solidaridad con la República Popular China frente al neofeudalismo tibetano liderado por ese funesto personaje llamado “Dalai Lama“.

Aprovechar los Juegos Olímpicos de Pekín, capital china, para realizar actos vandálicos separatistas es propio no sólo de mentes dementes como la del “Dalai Lama” -personaje muy mimado por las democracias homologadas occidentales- sino que estamos seguros de que son auspiciados por la CIA y otros servicios secretos anticomunistas.

Tibet es una región próspera desde que la República Popular China derribó la tiranía feudal budista que allí regía y que, por boca de su máximo defensor, el “Dalai Lama” -amigo íntimo, no lo olvidemos, del neonazi chileno Miguel Serrano-, algunos tratas de volver a implantar. La relación entre el feudalismo budista tibetano y el nacionalsocialismo es un hecho conocido por muchos, al igual que la relación implícitia entre los movimientos neofeudalistas del mundo y el neonazismo, al menos en el plano teórico.

El “Dalai Lama” con el neonazi chileno y ex-diplomático Miguel Serrano.

Izquierda Hispánica aprovecha para condenar y lamentar la actitud de determinados países iberoamericanos que han manifestado su solidaridad con los neofeudalistas tibetanos, especialmente de la dominante “socialdemocracia” española, proseparatista tibetana desde siempre. No en vano, en medios progres como el canal de televisión Cuatro siempre han usado mapas de la República Popular China en los que se marcaba al Tibet como un país diferenciado de China. También queremos resaltar la hipocresía anticomunista de los medios derechistas españoles como el periódico digital neofascista El Manifiesto, dirigido por el ex-neonazi José Javier Esparza (antiguo miembro de la organización criminal skin-neonazi Asociación por las Bases Autónomas) y por Javier Ruiz Portella, que no han esperado ni un segundo para solidarizarse con el neofeudalismo tibetano, al tiempo que arremeten contra el vascuence, el catalán y otros neofeudalismos ibéricos. Esta hipocresía neofascista sólo se explica por su anticomunismo radical, y por creer todavía que ETA es una organización “de izquierdas” cuando, aparte de que en 2001 renunció al “marxismo-leninismo” -o lo que ETA entendía como “marxismo-leninismo”-, ETA nació como una escisión de las juventudes del filonazi PNV y fue creada por curas jesuítas en un seminario vasco en plena dictadura franquista, con los auspicios a los pocos años del servicio secreto estadounidense (CIA). Es bueno recordar que el neofeudalismo hispano, por muy “de izquierdas” que se diga, es solidario de la causa separatista tibetano-budista.

El “Dalai Lama” con el líder neofeudalista catalanista José Luis Pérez Carod-Rovira.

Si se está en contra del neofeudalismo se está en cualquier país y bajo cualquier circunstancia. E Izquierda Hispánica no sólo está en contra del neofeudalismo vascuence, catalán, vasco, castellano, gallego, andaluz, leonés y demás neofeudalismos ibéricos. También lo estamos contra el tibetano, y contra el santacruceño (defendemos la unidad de Bolivia), y contra el de Zulía (defendemos la unidad de la República Bolivariana de Venezuela bajo cualquier circunstancia), y contra el de Abjasia, el de Quebec, el de los mapuches (defendemos la integridad territorial argentina y chilena, que permite la igualdad efectiva de sus respectivas ciudadanías ante sus respectivas leyes máximas), contra el de Kósovo y contra cualquier movimiento separatista que defienda un “derecho de autodeterminación” basado en la idea de que sólo los ciudadanos de la nación política que vivan en la región separatista puedan decidir sobre el destino de toda la nación, ejerciendo de hecho un privilegio sobre el resto de la ciudadanía -esa es la base ideológica del neofeudalismo, lo defienda Carod Rovira, el “Dalai Lama” o el Vlaams Belang en Flandes-.

Así pues, defendemos desde Izquierda Hispánica la integridad territorial de la nación política China, la igualdad de todos sus ciudadanos ante la Ley y su proceso de holización revolucionaria tendiente a acabar con toda forma de diferencia social entre sus ciudadanos.

TIBET ES CHINA.

VIVA LA REPÚBLICA POPULAR CHINA.

POR LA UNIDAD DE LA NACIÓN POLÍTICA, NO AL NEOFEUDALISMO.

VIVA LA IGUALDAD DE LOS CIUDADANOS ANTE LA LEY.

VIVA ESPAÑA

VIVA LA HISPANIDAD, VIVA IBEROAMÉRICA.


24 comentarios on “Solidaridad de Izquierda Hispánica con la República Popular China frente al neofeudalismo tibetano”

  1. obrero dice:

    Estimado Sr. Santiago Armesilla;

    Coincido con usted en lo referente a China. Pero como obrero marxista-leninista, no puedo más que discrepar de sus, si me lo permite, “lunáticas” teorías ANTIMARXISTAS Y ANTILENINISTAS acerca del derecho a la autodeterminación de los pueblos y de su particular concepción imperialista del socialismo (es decir, usted es ideológicamente un antisocialista de pura cepa).

    Dice Marx; “la lucha del proletariado contra la burguesía es primeramente una lucha nacional… Por cuanto el proletariado debe en primer lugar conquistar el poder político, debe elevarse a la condición de clase nacional, constituirse en nación, todavía es nacional, aunque de ninguna manera en el sentido burgués… En la misma medida en que sea abolida la explotación de un individuo por otro, será abolida la explotación de una nación por otra. Al mismo tiempo que el antagonismo de las clases en el interior de las naciones, desaparecerá la hostilidad de las naciones entre sí”
    Dice Lenin; “Nos dicen que Rusia será dividida, que se deshará en repúblicas separadas, pero no hay razón para que ello nos asuste. Por muchas repúblicas independientes que haya, no nos asustaremos; lo que es importante para nosotros no es por dónde pase la frontera del Estado sino que la unión de los trabajadores de todas las naciones se conserve para la lucha contra la burguesía de cualquier nación”
    Dice Stalin; “la revolución no habría vencido en Rusia, y Kolchak y Denikin no habrían sido derrotados si el proletariado ruso no hubiese tenido la simpatía y el apoyo de los pueblos oprimidos del antiguo Imperio ruso. Pero para ganar la simpatía y el apoyo de esos pueblos le hizo falta romper antes las cadenas del imperialismo ruso y liberar estos pueblos de la opresión nacional”

    Sr.Armesilla, el Imperialismo es fundamentalmente un término económico, y su razón de ser está en el sometimiento, el expolio y la dominación de la metrópoli (por los medios que sean)hacia una colónia, protectorado o cualesquiera territorios supuestamente “libres”.
    Usted se escuda en el “Socialismo” y el paranoico “neofeudalismo” para justificar lo injustificable; que no se puede ser socialista e imperialista al mismo tiempo. es por ello que usted se opone con un fanatismo irracional a un derecho democrático ESENCIAL defendido por los marxistas-leninistas desde hace más de 1 siglo; el derecho de los pueblos a la autodeterminación (tiene usted un libro de Lenin al efecto)

    ¿Quién es usted Sr.Armesilla? ¿Es realmente así de limitado conceptualmente? me temo que no.
    La Unidad programática del marxismo-leninismo no pasa por prostituirlo, mutilarlo y añadirle basura imperialista proveniente de la Gran Burguesía española con el objeto de liquidar al propio m-l. Esa es una vieja y manida táctica anticomunista (véase “eurocomunistas”, “vía pacífica al socialismo” o su nuevo filón teórico “Vía Imperialista al socialismo”), táctica utilizada para “cazar” a esos masivos analfabetos funcionales que se hacen llamar “marxistas” y que, o bien jamás lo han leído, o bien de haberlo leído jamás lo han entendido…y a ese “privilegiado” público parece usted dirigirse.

    Sólo espero que usted no sea una escisión de la UCE (Servicios secretos ESPAÑOLES), porqué francamente tiene toda la pinta.

    ¿Se ha dado cuenta que su concepto de Nación española es prácticamente calcada a la de la Gran burguesía apátrida?
    ¿es Usted consciente de que la URSS se llamó URSS y no Imperio ruso?

    Usted es un Gran Nacionalista Español, y eso le anula siquiera como mero pseudocomunista de postín. Para más detalles puede usted repasar la polémica entre Rosa luxemburgo y Lenin al respecto de la Independencia Burguesa polaca del Imperio Ruso. Como dijo Lenin, oponerse en aquél contexto histórico, a la Independencia polaca (por ultraizquierdismo), no era más que beneficiar al gran imperialismo zarista ruso.

  2. Estimado “Obrero”:

    Iré por partes:

    1.- Lenin no escribió un libro sobre el derecho de autodeterminación, sino que se trata de un opúsculo.

    2.- El derecho de autodeterminación no es un derecho esencial, ni desde el iusnaturalismo ni desde el positivismo jurídico. El derecho de autodeterminación es una creación del idealista presidente estadounidense Woodrow Wilson, ideado para destruir el Imperio Austrohúngaro. Lenin lo siguió porque vio que el paneslavismo podría ser un arma ideológica eficaz para propagar la revolución bolchevique en Europa. Y en el fenecido Imperio austríaco había muchos pueblos eslavos.

    3.- En “El Estado y la Revolución” puede usted encontrar citas textuales de Engels y Lenin sobre el verdadero modelo de Estado que estos defendían:

    (Citando a Marx, de su obra La Lucha de Clases en Francia) «No se trataba de destruir la unidad de la nación, sino por el contrario, de organizarla mediante un régimen comunal. La unidad de la nación debía convertirse en una realidad mediante la destrucción de aquel poder del Estado que pretendía ser la encarnación de ésta unidad, pero quería ser independiente de la nación y estar situado por encima de ella. De hecho, este poder del Estado, no era más que una excrecencia parasitaria en el cuerpo de la nación […]. La tarea consistía en amputar los órganos puramente represivos del viejo poder estatal y arrancar sus legítimas funciones de manos de una autoridad que pretende colocarse sobre la sociedad, para restituirlas a los servidores responsables de ésta.»

    «Marx discrepa de Proudhon y de Bakunin precisamente en la cuestión del federalismo (para no hablar siquiera de la dictadura del proletariado). El federalismo es una derivación de principio de las concepciones pequeñoburguesas del anarquismo. Marx es centralista. En los pasajes suyos citados más arriba no se contiene la menor desviación del centralismo. ¡Sólo quienes se hallen poseídos de la fe supersticiosa del filiesteo en el Estado pueden confundir la destrucción de la máquina del Estado burgués con la destrucción del centralismo! Y bien, si el proletariado y los campesinos pobres toman en sus manos el poder del Estado, se organizan de un modo absolutamente libre en comunas y unifican la acción de todas las comunas para dirigir los golpes contra el capital, para aplastar la resistencia de los capitalistas, para entregar a toda la nación, a toda la sociedad, la propiedad privada sobre los ferrocarriles, las fábricas, la tierra, &c., ¿acaso esto no será el centralismo? ¿Acaso esto no será el más consecuente centralismo democrático, y además un centralismo proletario?»

    (Citando a Engels) «[…] el proletariado sólo puede emplear la forma de la república única e indivisible.»

    «Engels, como Marx, defiende, desde el punto de vista del proletariado y de la revolución proletaria, el centralismo democrático, la república única e indivisible. Considera la república federativa, bien como excepción y como obstáculo para el desarrollo, bien como transición de la monarquía a la república centralista, como un progreso, en determinadas circunstancias especiales. Y entre estas circunstancias especiales se destaca la cuestión nacional. En Engels, como en Marx, a pesar de su crítica implacable del carácter reaccionario de los pequeños Estados y del encubrimiento de este carácter reaccionario por la cuestión nacional en determinados casos concretos, no se encuentra en ninguna de sus obras ni rastro de tendencia a eludir la cuestión nacional, tendencia de que suelen pecar frecuentemente los marxistas holandeses y polacos al partir de la lucha legítima contra el nacionalismo filisteamente estrecho de sus pequeños Estados. […] no hay ni rastro de renuncia a la crítica de los defectos de la república federativa ni a la propaganda y a la lucha más decidida en pro de la república unitaria, centralista-democrática. Pero Engels no concibe en modo alguno el centralismo democrático en el sentido burocrático con que emplean éste concepto los ideólogos burgueses y pequeñoburgueses, incluyendo entre éstos a los anarquistas. Para Engels, el centralismo no excluye, ni mucho menos, esa amplia autonomía local que, en la defensa voluntaria de la unidad del Estado por las comunas y las regiones, elimina en absoluto todo burocratismo y toda manía de ordenar desde arriba.»

    Todo esto y más en mi artículo:

    http://www.nodulo.org/ec/2007/n069p01.htm

    4.- El concepto de neofeudalismo político es un concepto que he desarrollado en este artículo. Es recomendable leerlo para entender a qué me refiero con neofeudalismo, desarrollado desde la concepción de la Historia como dialéctica de clases y de Estados, para poder debatir conmigo al respecto:

    http://www.nodulo.org/ec/2008/n072p12.htm

    5.- El imperialismo soviético y actualmente el chino fue precísamente lo que posibilitó la expansión de las izquierdas comunista y asiática y de sus propuestas por todo el mundo. El imperialismo no es una creación capitalista, existe prácticamente desde los primeros Estados (Sumeria, Persia, Creta, &c.), y el socialismo marxista también hizo acopio del imperialismo para luchar contra otro imperialismo: el capitalista. Negar que la URSS fue un Imperio (es decir, un Estado que ejerció su influencia económica, política y social sobre otros Estados, e incluso una influencia militar) es negar la propia realidad histórica. Por tanto, aunque esto suene polémico, el imperialismo es necesariamente la fase primaria del socialismo. Y es más, sin imperialismo ninga revolución puede triunfar. Francia necesitó a Napoleón, la URSS a Stalin y así con más ejemplos exitosos.

    6.- La burguesía nacional española defiende la nación política española en sentido burgués, cierto. Pero no es apátrida. Tiene patria, y sus intereses chocan con los intereses de otras burguesías nacionales (la francesa, la alemana, la marroquí, y otras). La burguesía no es una clase internacional. Creo que la lucha a muerte entre las burguesías francesa y alemana durante la Primera Guerra Mundial es suficiente prueba de ello. Por otra parte, la defensa de España como nación política es una herencia del PCE, cada vez más venido a menos. Lenin, a quien le encanta usted mentar, siempre defendió la necesidad de que la revolución proletaria se apoyase sobre las bases que había construído la anterior revolución burguesa. Y eso no significa apoyar el modo de vida burgués ni el capitalismo. Significa simplemente que es la nación política (las naciones históricas que decía Marx, entre las que incluía España -vea nuestra sección de libros recomendados, en particular el primero-) y no la nación étnica (las naciones sin historia, que Marx despreciaba, entre ellos a los vascos) el principal sujeto político que serviría de plataforma para la revolución proletaria.

    7.- El marxismo-leninismo es válido todavía como forma de actuar político. Pero los que ahora se reclaman del marxismo-leninismo parecen gente de un sólo libro, además de centrarse demasiado en la defensa de las naciones étnicas, e incluso de entes irracionales y antimaterialistas como el Islamismo. No se necesita repetir el marxismo-leninismo como una mala fotocopia en blanco y negro de algo que finalmente fracasó. Se necesita el marxismo-leninismo para incorporarlo, dándole la “vuelta del revés” a Lenin, en un cuerpo político mayor y mejor preparado para el mundo post-derrumbe soviético.

    8.- La URSS ya no existe. Y su política de complacencia con las naciones étnicas le ha salido cara. ¿ Ha servido de algo la separación de Ucrania -recordemos que Kiev fue la primera capital de Rusia- ? ¿ Y de los países de Asia Central -aparte de ser caldo de cultivo para el fundamentalismo islámico- ? Por no hablar del caso de Yugoslavia. El marxismo-leninismo, si quiere renovarse y tener algo que decir en el siglo XXI, debe no sólo renovarse con ideas nuevas: es de imperiosa necesidad que recupere su conexión con la Izquierda Jacobina y con el bonapartismo.

    9.- No soy de la UCE. Soy anti-UCE. Aparte de ser una creación del CNI, la UCE, aunque esto pueda sonar estrambótico, no defiende la unidad de España, sino la “unión libre de las nacionalides y regiones de España”, como reza textualmente en su penosa página web. Por otra parte, la UCE defiende el derecho de autodeterminación, eso sí, sin ETA y con un PNV menos fuerte. ¿ Qué clase de patriotismo es ese ?

    En cuanto a sus análisis geopolíticos, quizás eso sea lo único interesante de la UCE. Además, precísamente por ser espías, habría que tenerlos en cuenta.

    Por otra parte, Izquierda Hispánica tiene como lema “Hacia la séptima generación de la Izquierda”. Y la UCE, al decirse maoísta, es representante de la sexta generación de la izquierda, la maoísta (para entender esto vaya a nuestra sección “Las izquierdas y la derecha”). El maoísmo es inviable en España y en Iberoamérica. Iberoamérica (y en Iberoamérica incluyo a los países ibéricos, africanos y asiáticos que hablan portugués y español) ha de realizar su propio camino hacia una izquierda definida: una izquierda que sólo puede ser materialista, iberoamericana y socialista.

    10.- Al final la independencia polaca benefició más a Alemania que a Rusia. Por otra parte, a pesar de su independencia, Polonia no ha dejado de ser parte del Continente Eslavo.

    11.- Precísamente ese público al que usted llama “analfabetos funcionales que se dicen marxistas” son los que habitualmente leen páginas como Regrelión, Baos en la Red, InSurGentHez, y demás basura proetarra y proislámica. ¿ Acaso Lenin no condenó los métodos terroristas, en parte basado en los fracasos de Narodnaya Voglia ? Estas páginas son parte de una izquierda indefinida que, tras el hundimiento del Imperio Soviético, perdió el rumbo y se fue a todo aquello que se autodenominara “anticapitalista” y “antioccidental”.

    Precísamente, lo que Izquierda Hispánica, y otras páginas web como El Revolucionario, Hoz y Martillo, La Guillotina, En Defensa del Materialismo, Teatro Crítico, Nazionalismo Vasco, The Smoked, A Martillazos de Symploké Materialista, Los Días Terrenales -desde México-, Razón Atea -desde Argentina-, Crítica Filosófica, Marxista desde España, y otras más que no recuerdo pero a las que mando un saludo desde aquí, es recuperar lo necesario del marxismo-leninismo, superar lo superfluo y recuperar el concepto de España en sentido revolucionario e Ilustrado que nació con las Cortes de Cádiz en 1812 e incluso antes (en 1808). Lo que pretende, en definitiva, Izquierda Hispánica, es hacer ver que, y esto sí es polémico y estoy dispuesto a debatirlo con quien sea y dónde sea, sólo se puede combatir a un Imperio con otro Imperio. Y ese Imperio de combate sólo puede ser uno:

    Un imperio generador, civil, socialista, materialista, marxista e Iberoamericano.

    No se trata, en absoluto, de recuperar a los Imperios portugués, español o mexicano. Se trata de aprovechar la plataforma que aquellos imperios conectados de manera atributiva han dejado hasta el presente para superar el Estado-Nación realmente existente y crear un nuevo modelo político: el Imperio Político, intercontinental, materialista y socialista. Y esto no para eliminar la diversidad, sino para unificar ciudadanos en una organización política que ya tarda en fraguarse.

    Desde luego, esto es más efectivo para luchar contra el Imperialismo Depredador yanki que romper naciones políticas en nombre de la “autodeterminación de los pueblos” (cosa más metafísica no hay), que puedan ser fácilmente manejables por terceras potencias, como Estados Unidos (ya Ibarreche, Carod y otros se venden al Imperio -a través de la Universidad de Stanford, California- para convertir Vascongadas y Cataluña en Estados donde el inglés sea segunda lengua, en paraísos fiscales y en campo abonado para las mafias internacionales y la prostitución).

    Si usted no quiere eso, lea mis artículos y discutámoslos. Si se le ocurre algo más cercano a la Realpolitik, deje de insultarme gratuítamente, proponga algo más viable y más efectivo y le daré la razón. Hasta entonces, la izquierda materialista iberoamericanista y universal es la única opción razonable de cara al medio y largo plazo para luchar contra el Imperio yanki realmente existente.

    Salud y Revolución.

  3. Carlos dice:

    Me parece que la gente como Obrero está muy confundida con los tópicos sobre el imperialismo como sinónimo más o menos de opresión de un imperio a los demás pueblos. Imperio se correspondea la idea de Imperio (una idea filosófica) y es una idea política de primer orden si se quiere entender la historia como dialéctica de estados (o dialéctica de Imperios) y no quedarse encerrado en la dialéctica de clases desde la que no se pueden explicar muchísimos aspectos de la historia, para empezar los imperios realmente existentes y su desaparición. La URSS naturalmente que fue un Imperio (Imperio generador), sino como iba a imponer su modelo de sociedad política y su modelo de hombre a todo el planeta como era su intención. Sólo desde la idea de Imperio es posible hacer esto: ya que sólo desde una parte del todo (totalidad distributiva de sociedades políticas que constituyen la humanidad) es posible extender un modelo de sociedad a todas las demás partes (o a algunas) y esto sólo es posible a través de un Imperio generador o depredador. El Imperio depredador sería el que se correspondería más o menos con la idea de imperio que tiene Obrero.

  4. Carlos dice:

    Y la idea de autodeterminación es un mito, es metafísica, es falsa ya que implica la causa sui (algo así como tirarse uno mismo de los pelos para poder volar) y esto lo demuestra Gustavo Bueno en muchos sitios. No existe nada (ningún ente) que se determine a si mismo. Toda totalidad (que incluye una sociedad política) está codeterminada con otras sociedades políticas (otras totalidades) de su entorno.

  5. Turkarev dice:

    El Imperialismo no es primeramente un término económico, sino político. Lenin lo copió de los liberales. Pensar el imperialismo como un asunto económico es PROPIAMENTE LIBERAL Y CAPITALISTA. Esto lo ha dejado claramente dilucidado Diego Guerrero. Lenin copió su idea de imperialismo de los liberales (Hubson, entre otros) al igual de Kautsky. En esto Lenin fue un revisionista como el resto de socialdemócratas de la época, pues EXPLÍCITAMENTE NIEGA EN “EL IMPERIALISMO, FASE SUPERIOR DEL CAPITALISMO” la Teoría del Valor-Trabajo, y por tanto, Lenin abandona el marxismo en dicho opúsculo. Lenin fue genial en algunos puntos, pero su idea de “imperialismo” como fase superior del capitalismo es de los legados más nefastos que ha dejado al marxismo precisamente porque es una idea economiscista liberal, cuyo sueño es una pléyade de estados que no se intervieren unos con otros sino que libremente intercambian mercancias. Aconsejo leer el libro de Diego Guerrero sobre el comercio intercional y su explicación desde la Teoría del Valor-Trabajo.

    En su opúsculo sobre la autodeterminación, Lenin hace referencia explícita y claramente a que el proceso de formación de las naciones en Europa Occidental (ahí se incluye España) estaba acabado.

    Nada más alejado de Lenin el defender el derecho de autodeterminación en abstracto. Es precisamente contra esta idea por lo que escribe sus artículo. Ulianov afirmaba, y con razón, que eso de la autodeterminación es en realidad “secesión” y lo dice expresamente, es un derecho burgués que debe ser utilizado según convenga al proletariado.

    Lenin habló del derecho de autodeterminación pensando en Estados del ANTIGUO RÉGIMEN, como el Imperio Ruso y el Imperio Austro-Hungaro, y esperando que surgieran Naciones políticas de corte burgués, que eran consideradas un adelanto político.

    En China o en España ya existe una Nación política clara y distinta que ha aniquilado al Antiguo Régimen. No existen en China ni en España ninguna nación oprimida entre otras cosas, porque hablar de naciones oprimidas es un camelo. Se oprime, se explota, a los individuos. La PLUSVALIA se extrae a cada individuo en el proceso productivo. Es el tiempo de su trabajo el que se roba. Hablar de opresión referida a las naciones es tanto como pensar que las naciones son cosas que pueden ser oprimidas, y esto es lo que hay que nagar, porque entre otras cosas, las naciibes (étnicas o políticas) están compuestas de muchos grupos diferentes. Afirmar que la nación tibetana o la vasca estan oprimidas es tanto como afirmar que el Dalai Lama o la Burguesía Vasca están oprimidas, lo cual es puro camelo.

    Salud

  6. Turkarev dice:

    Por cierto, cuando hablamos de Imperio Soviético no lo hacemos como algo peyorativo o como algo que echar en cara a la URSS sino todo lo contrario. Es precisamente por ser un imperio con vocación universal por lo que su legado ha pasado a la historia. El principado de Andorra o la República de San Marino no son imperialistas, pero ahí están en el basurero de la historia mendigando porque los paises que les rodean les dejen existir.

    Salud

  7. obrero dice:

    Debo decir, Sr.Armesilla, que me ha dejado usted abrumado con su respuesta. Desde luego, tanto usted como su página web forman un conjunto verdaderamente peculiar, casi surrealista, si me lo permite. Pero ya que usted, muy educadamente, ha tenido a bien responderme, no puedo menos que devolverle esta deferencia. Intentaré ser breve;
    1)Afirmar que el Dº de los pueblos a la autodeterminación de Lenin es un opúsculo, dice verdaderamente poco de usted, con todos los respetos. Considerar que dicha obra es una breve creación literaria (¡como quien escribe sobre los marcianitos de Plutón), me parece que es no haber entendido nada, sinceramente, ni de Lenin ni del socialismo como tal. Es una obra esencial para entender lo que viene a llamarse la cuestión nacional dentro del movimiento revolucionario. ¿cree usted que Materialismo y empirocriticismo también es un opúsculo?
    2)¿así que los bolcheviques, por arte de magia, eran paneslavos e imperialistas con una insaciable voluntad de expansión por la fuerza?. Perdone, Sr.Armesilla, pero los bolcheviques jamás hicieron análisis étnicos (quizá ese sea su problema de interpretación), sino de clase. Comparar a Wilson con Lenin, es francamente una aberración, desde el mismo momento en que el primero sirve a unos intereses de clase concretos y antagónicos a los del segundo. La única arma para propagar la Revolución Socialista era el internacionalismo proletario, no un supuesto paneslavismo étnico (y por tanto racista).
    3)Fíjese usted, que a mi el “Estado y la revolución” si se me asemeja más a un opúsculo, en tanto que es una obra que va más allá de lo materialmente existente…y con todo es una guía “del día después” francamente elaborada.
    Pero aquí nadie ha hablado en contra del centralismo, al menos yo no lo he hecho. ¿Qué era sino la URSS? Claro, completamente de acuerdo con usted, con Marx y con Engels, eso no estaba en discusión. ¿Acaso reconocer el Dº de un pueblo a su autodeterminación obliga a ese pueblo a autodeterminarse? ¿Acaso reconocer el Dº al divorcio obliga a divorciarse?. Aquí nadie ha hablado de federalismo.
    4)No he tenido la ocasión todavía de leer su artículo acerca del “neofeudalismo”, simplemente le anticipo que ese es un término básicamente ANTIMATERIALISTA. Lo leeré gustoso, y entonces podré responderle.
    5)Bueno, de nuevo he de recomendarle una nueva lectura; El Imperialismo, FASE SUPERIOR DEL CAPITALISMO. (entiéndase CAPITALISMO, no socialismo). Sólo comentarle, ya que me asaltan las dudas, ¿qué tipo de “imperialismo” ejerció la URSS frente a Cuba, por poner un ejemplo?…sabemos que EEUU interviene militarmente en Irak, Kosovo, Afghanistán para defender, en primera instancia, sus intereses económicos. Si la URSS, según su teoría era un “Imperio” ¿por qué subvencionó de forma tan generosa a Cuba? ¿por qué no sacó un chavo de Cuba? ¿y por qué no hizo lo mismo Cuba con Angola?¡por qué bajo ningún concepto se las podía y puede catalogar de imperialistas, ni a Cuba ni a la URSS!. Esta teoría, que usted intenta filtrar como algo “novedoso”, es más vieja que el andar a pie. Sólo hay que ver a los personajillos que hoy van por el mundo hablando de “Imperio rojo”, “Imperio Soviético”…para corroborar la falacia del concepto.
    6) En cuanto a lo de “Nación con historia” (“España”) y “nación étnica sin historia” (“Vascos”), me deja usted anonadado. Huele a fascismo protoimperialista a kilómetros. No veo en estos postulados los argumentos de un materialista, sino más bien los de un racista, con todos los respetos.
    7) Sí, el marxismo-leninismo, como cualquier ciencia, necesita adaptarse constantemente, pero de ahi a “darle la vuelta”, me parece que va un abismo. Es cierto que la teoría sintética de la evolución está en constante adaptación, pero de ahí a decir que el hombre no viene del simio, sino de un ser inteligente, media un abismo, como le digo.
    Por otro lado la Islamofobia que usted destila, no parece provenir de un ateísmo militante sino más bien de un odio, de nuevo, étnico y por tanto racista. ¿Acaso la ocupación y los crímenes de guerra de Israel contra el pueblo palestino, obedece a un factor “religioso”? Evidentemente no. Sorprende, de cualquier forma, observar como usted tiene poco que decir acerca del nacional-catolicismo y sus seguidores. Y por cierto, Al-Quada es una creación imperialista de EEUU que utilizó primero para masacrar al “ateísmo soviético” y luego para justificar su expansionismo. Disculpe, pero me considero materialista, no entro en juegos “étnicos”.
    8)La fragmentación de la URSS o Yugoslavia obdece a una estrategia del Imperialismo, una vez que éste se ha asegurado la liquidación de un régimen político,económico y social antagónico. Su objetivo no es otro que evitar una nueva URSS, o una nueva Yugoslavia socialista fraccionándolas hasta el infinito. Y para ello nada mejor que utilizar el nacionalismo y el racismo, una vez que el socialismo y su influencia van en regresión. (internacionalismo, clasismo)
    9) Me alegra saber que no es usted un agente de la UCE. Yo no soy maoísta ni pertenzco a la séptima, octava o decimoquinta izquierda. Simplemente soy un obrero comunista.
    10) Polonia se independizó, debilitando al Gran Imperio ruso zarista, acelerando su caída irremediable, confirmando los postulados bolcheviques. ¿qué me dice de la independencia de Finlandia, por ejemplo?
    11) Cierto, es una izquierda indefinida y absurda, pero de ahí a catalogarlos de proetarras y proislámicos…de nuevo el abismo. ¿Soy proislámico si defiendo la causa palestina, irakí o afghana frente a una ocupación militar extranjera? ¿soy un proetarra si hablo euskera?

    En fin, que sigo francamente desorientado con usted, Sr.Armesilla.

    De cualquier forma, salud, revolución y socialismo.

  8. Estimado “Obrero”:

    Nuevamente, le respondo punto por punto:

    1.- Me remito a la contestación de Turkarev (José Ramón Esquinas) y de Carlos. La autodeterminación es un camelo idealista. En todo caso es heterodeterminación. Un Estado no se crea si no hay un tercero que lo posibilita. Así ocurrió con Cuba mismamente. Sin la ayuda de Estados Unidos en la Guerra de Cuba, esta jamás sería un Estado independiente, sin minusvalorar los esfuerzos de los liberal-patriotas con José Martí al frente.

    2.- No es cuestión de ser paneslavos por arte de magia, sino que la URSS, en muchas cosas, fue continuadora del imperialismo zarista ruso tradicional. De hecho, el área de influencia del telón de acero (países eslavos sobre todo) era la misma que el área de influencia del imperio de los zares.

    El problema es que usted se toma el término “imperio” e “imperialismo” de manera peyorativa. Quítese las anteojeras.

    3.- Comparar la autodeterminación con un divorcio vuelve a ser un error. Comparar la separación acordad de una pareja con la subversión de la soberanía nacional y de los ciudadanos iguales ante la Ley es una vieja artimaña, por cierto, errónea. No se trata de un divorcio, sino de que terceras potencias están interesadas en desmembrar a otra para ejercer su influencia sobre los nuevos Estados nacientes. Y todo ello, cargándose la Soberanía Nacional, repito.

    4.- Antes de calificar, lea. El adjetivo neofeudalista está pillado a conciencia. No hay otro mejor que defina por igual a los separatistas de la ETA, chechenos, flamencos o tibetanos. Los une a todos en una cosa: la defensa de un privilegio sobre el resto de ciudadanos de la nación política en la que actúan, cubriéndolo como un “derecho”. Lea, y después hablamos.

    5.- “El imperialismo: fase superior del capitalismo” es un mal libro. Así de claro. Aunque lo haya escrito Lenin, falla en todos sus puntos. Le recomiendo el artículo de Diego Guerrero (economista marxista español) titulado “Cuestiones sobre imperialismo, autodeterminación y Xavier Arrizabalo”, donde desmonta los postulados de Lenin en ese libro. El artículo está en internet, en la revista “Nómadas”, dirigida por Román Reyes.

    6.- No tiene más que leer “Escritos Sobre España: Extractos de 1854”, una colección de artículos de Carlos Marx y Federico Engels escritos para el diario estadounidense New York Daily Tribune en los que analizan la revolución liberal y la historia de España.

    Me sorprende que haya tan pocos marxistas españoles que conozcan siquiera este libro, por no hablar de los que ni siquiera lo han leído. Tiene la oportunidad. Fue editado en 1997 por la Fundación de Investigaciones Marxistas. Aunque puede encontrarlo en Internet en la página de “España Roja”, dirigida por Lorenzo Peña.

    Si no, según sus palabras, Carlos Marx era un españolista de cabo a rabo. Y probablemente, aunque a su manera, lo era. Después de la lectura de ese libro, le aseguro que lo verá así.

    7.- El marxismo-leninismo no es una ciencia. Considerarlo así es un error. Una ciencia es un cuerpo categorialmente cerrado que estudia la realidad mediante un método de análisis concreto derivado de la evolución técnica del trabajo. La física es una ciencia, la química, la geología, la astronomía, las matemáticas, e incluso la economía política. Pero el marxismo-leninismo es una ideología, una cosmovisión del mundo derivada de una doctrina filosófica: el Materialismo Histórico.

    No se trata de islamofobia, no tengo miedo al Islam, ni de racismo. Es un error en muchos izquierdistas pensar que criticar al Islam es una cuestión racista. ¿ Acaso no sabe que el musulmán no es el árabe ? ¿ Acaso no sabe que musulmán es simplemente el fiel del Islam y que hay musulmanes rubios y de ojos azules ? ¿ Acaso no sabe que existen árabes cristianos, agnósticos y ateos ? Identificar Islam con algún tipo de etnia -principalmente la semita- es un error.

    El Islam, como cualquier religión, es irracional, aunque no todas las religiones son igual de irracionales. Dentro del Islam, incluso, hay sectas más avanzadas que otras. Pero el desprecio por lo corpóreo y la sumisión a un ser que no existe es lo que hay que triturar del Islam.

    El nacional-catolicismo es una ideología que nace en los “Discursos” de Donoso Cortés, no es siquiera una creación de Franco. Ya Napoleón III experimentó con sus postulados básicos. El catolicismo sí es una religión, pero el nacional-catolicismo no. El catolicismo es, además, universalista (el griego “katholikos” significa universal.

    8.- La estrategia del “divide et impera”, ciertamente, fue obra y gracia no sólo de Estados Unidos, sino también de la renacida Alemania y de la Unión Europea, tapadera del imperialismo yanki. Pero el “divide et impera” es tan antiguo como la política misma. Los británicos dividieron territorios continuamente para asegurar su hegemonía mundial. El imperio ruso y más tarde la recién nacida URSS fomentaron la separación de Mongolia de China y la destrucción del Imperio Austrohúngaro. Inglaterra fomentó la secesión de Portugal de España en el siglo XVII. Los musulmanes se vieron favorecidos por la fragmentación del Imperio Mongol en la Edad Media para extender su religión por el Turkestán.

    El imperialismo y el “divide et impera” son tan viejos como la propia política y el propio Estado. La nomenclatura política y las ideologías son las que cambian, pero no así las estrategias de dominio. Ahora bien, entre dividir y crear gobiernos indirectos (Imperialismo Depredador) y asimilar y homogeneizar la población (Imperialismo Generador), me quedo con el segundo. Imperialismo Generador que practicaron macedonios, romanos, abbasidas, bizantinos, españoles, napoleónicos y soviéticos, entre otros.

    9.- La independencia de Finlanda fue votada por todo el pueblo soviético en referendum, no sólo por los finlandeses. De todas maneras, la existencia de Finlandia como nación política no deja de ser un hecho interesante en sentido histórico-político. Ahora Finlandia forma parte de la OTAN y la UE, se siente más cercano a Escandinavia que al mundo eslavo y fomenta luchas nacionales gracias a sus empresas “multinacionales” (como Botnia entre argentinos y uruguayos). ¿ Ese es el destino de otras naciones sin historia fraccionarias ?

    Ante ese panorama, es más que necesario recuperar el jacobinismo perdido por los actuales “bolcheviques”.

    Sobre las generaciones de izquierda definida ver nuestra sección “Las izquierdas y la derecha” a la que ya le he remitido (arriba en el menú debajo del banner superior de la web).

    10.- El imperio zarista cayó, como el soviético. Pero me concederá que la plataforma política que posibilitó la existencia de ambos imperios todavía perdura. Esa plataforma es el Continente Eslavo, liderado por el Estado ruso. Estado de tales dimensiones y de tal calado histórico que es imposible entender la Historia sin él (como ocurre con el Reino Unido, Arabia Saudí, China, Turquía, Alemania, Francia, Estados Unidos, México o España).

    11.- Defender la “causa palestina” no es ser proislámico, pero es absurdo decirse materialista y defender a Hamás o a Hezbollah (Hezbollah en árabe significa “Partido de Dios”; imagínese un partido llamado así en España, caerían cirios y troyanos). Además, la verdadera “causa afgana” a defender era la causa imperial soviética que lucho contra los talibanes.

    Hablar euskera (o euskara) no es ser proetarra. Ser proetarra es justificar el terrorismo en nombre de la “autodeterminación de los pueblos”. Ser proetarra es defender los postulados separatistas filonazis del PNV y Batasuna. Yo defiendo el euskara, pero no a costa de la nación POLÍTICA española. Y recalco lo de política, para que no se me confunda con los españolistas identitarios de derecha.

    Está desorientado porque le suena novedoso todo lo que defiendo (defendemos). De eso se trata crear una séptima generación de izquierda definida.

    Para serle sincero, soy partidario de que cuantos menos Estados haya en el mundo mejor. Pero para llegar a ello no se puede partir de entes abstractos ni de naciones étnicas ni de uniones imposibles a medio o largo plazo. Sólo el partir de plataformas continentales sostenibles es el paso primario para la universalización de la revolución. En el futuro próximo prepararé un artículo sobre el tema.

    Salud, revolución, socialismo e Izquierda Hispánica.

  9. MANIFIESTO POR LA REFORMA DE LA ACTUAL LEY ELECTORAL

    http://reformaleyelectoral.blogspot.com/

    Un cada vez más extenso grupo de ciudadanos considera una urgente necesidad democrática reformar la actual Ley Electoral.

    No es de justicia que a Izquierda Unida le cueste cada escaño 481.520 votos y a UPyD 303.535 votos mientras que al PNV le cuesta solamente 50.541, a Nafarroa Bai 62.073, al PSOE 65.470 y al PP 66.470 votos.

    No es justo que IU, tercera fuerza política en número de votos tenga 2 escaños y CIU con 200.000 votos menos obtenga 10 diputados.

    No es justo que UPyD, quinta fuerza política en número de votos alcance únicamente 1 asiento en el Parlamento y el PNV también con menos votos consiga 6 escaños.

    Este sistema adultera la voluntad de los ciudadanos emitida en las urnas, escamotea la representatividad y proporcionalidad de un sistema multipartidista como el español y burla el deseo de gran parte de los votantes que observan como su voto no vale nada en virtud de una Ley Electoral caduca.

    Por tanto:

    Exigimos a las dos grandes formaciones políticas españolas una profunda reflexión sobre el tema desvinculada de sus intereses partidistas, coyunturales y electorales.

    Reclamamos que escuchen las voces que se alzan en la sociedad representando a una mayoría deseosa de un cambio que permita que el voto de todos los ciudadanos tenga el mismo valor.

    Demandamos una reforma de la actual Ley Electoral, por injusta y alejada del principio “Un ciudadano, un voto”.

    http://reformaleyelectoral.blogspot.com/

    POR UNA REFORMA DE LA LEY ELECTORAL.

    UN CIUDADANO, UN VOTO.

    Enlázanos desde tu blog/web a través de nuestro banner.

    Envíanos la URL de tu blog/web para añadirte a la lista de enlces que apoyan la reforma de la ley electoral a través de un post o de nuestro correo electrónico.

  10. Turkarev dice:

    Lo que Lenin escribió sobre el derecho de autodeterminación es un opúsculo, que no significa nada negativo, sino simplemente hace referencia a la extensión y a la finalidad con la que lo escribió. Ni entró en profundidad en los temas, ni falta que le hacía a Lenin porque su objetivo no era disertar sobre las naciones sino participar en las luchas políticas que se estaban llebando a cabo.

    Por cierto, si tienes a mano la edición de “El Imperialismo, fase superior del capitalismo” de Lenin, verás que empieza “Escribí este FOLLETO, que ofrezco a la atención del lector…”. Esto lo escribió en el prólogo de 1917. Y es eso un folleto. Hay buenos y malos folletos, así que la crítica no va dirigida a su extensión o a la erudición que se utilice. Hay folletos magníficos y libros de mil páginas que son un bodrio. Igual con los opúsculos o los manifiestos.

    Esta es la prueba de que leer usted lo que decimos desde sus propias categorías. Nos tiene ya encasillados entre los españolistas reaccionarios y cualquier cosa que afirmamos ya proviene del enemigo malísimo.

    Santiago y yo hemos dados argumentos. Si quiere debatirlos adelante, pero no lea lo que usted quiere en nuestras palabras.

    La URSS financió de forma tan generosa a Cuba porque era un imperio que quería establecer relaciones y aliados a nivel internacional. La ayuda a Cuba no era “gratis”, sino a cambio del apoyo internacional mutuo que Cuba y la URSS se tenían. ¿Es malo? En absoluto. Sólo si eres un cristiano pánfilo podrás pensar que hay que hacer las cosas gratis. Cuba y la URSS colaboraban porque sus intereses geopolíticos y económicos así lo aconsejaban. Nada que objetar. UN IMPERIO NO ES MÁS QUE LA INFLUENCIA DE UN ESTADO SOBRE OTRO A FIN DE ACOMODARLO A SUS PLANES Y PROGRAMAS POLÍTICOS. No sé que pensarás de Trotsky, pero él pensaba que si llamamos imperialismo a la intervención de un Estado sobre otro, entonces la URSS era imperialista. Y esto lo pensaba respecto a China y al conflicto que surgió en los años treinta en la frontera. La Unión Soviética intervino activa y militarmente en territorio Chino para salvaguardar los intereses soviéticos (por ejemplo, en lo referido a las lineas de telégrafo y las lineas ferroviarias). ¿Hizo mal la URSS? Pues no, porque si quería mantener su eutaxia, es decir, si quería seguir existiendo, no le quedaba otra que intervenir militarmente en China para que sus intereses fronterizos estuvieran salvaguardados.

    Salud.

  11. Carlos dice:

    Pero ese derecho de un pueblo (que forma parte de una nación política como España) a la autodeterminación, suponiendo que esta sea posible (que no lo es) ¿en que se basa?, ¿de donde emana ese derecho?. ¿Porque un pueblo, por ejemplo el País Vasco o Cataluña, tienen derecho a separarse de España? Y que pasa con el derecho del resto de los españoles a opinar sobre si una parte de su territorio se secesione ,fracturando y debilitando la nación. Porque todos los españoles por el derecho de la soberanía que han venido estableciendo las diverssas constituciones españolas, desde la de Cadiz, tienen todo el derecho, legítimo, a si hay un referendum de secesión de una de sus partes, al menos intervenir por medio de su voto en las urnas y ejercer su derecho. Además que es eso del “pueblo” (pueblo español o vasco, catalán), como si el pueblo fuera un ente homogéneo que pensase en bloque lo mismo. En el País Vasco y en Cataluña gran parte de ese pueblo (más de la mitad), no quiere saber nada de autodeterminaciones. Además ¿que derecho tiene el lehendakari, un presidente de una comunidad autónoma, a convocar un referendun de autodeterminación o consulta popular como lo llaman ellos para suavizar la realidad?, si al menos todos los vascos quisieran la secesión sería hasta comprensible, pero no es así.

    Como ha dicho Santiago eso de la autodeterminación es un invento de los americanos para dividir los territorios y así controlarlos mejor, sigue pasando con Kósovo. Me gustaría ver que pasaría si alguna nación, Rusia o Francia, interviniese en EEUU a favor de un supuesto estado que quisiera la independencia.

  12. Carlos dice:

    Y eso de decir que la URSS no era un Imperio es estar fuera de la realidad, además como si los soviéticos fueran unas monjitas, de hecho usaron la fuerza cuando hizo falta para que el imperio soviético no se desmoronara, intervenciones militares en Humgria en Checoslovaquia, Afganistán. Si casi tuvieron una guerra con los chinos. Eso sin contar la guerra fría con sus múltiples tensiones, la crisis de los misiles en Cuba (que casi acaba en guerra), Vietnam. Eran 2 imperios, el de EEUU y sus aliados y el soviético dialécticamente enfrentados a muerte por ver quien imponía su sistema, 2 sistemas políticos y económicos distintos enfrentados totalmente. Y si no hubo otra guerra mundial y todo se quedó en guerra fría y conflictos locales fue por la existencia de los armamentos nucleares que podían dejar las cosas en tabla rasa y destrucción total. Lo que pasa es que el Imperio Soviético era generador, no como el inglés por ejemplo. De hecho su ayuda en todos los sentidos en los países de su órbita fue muy intensa, sólo a cambio de su lealtad y apoyo (que ya era bastante)

  13. Ángel dice:

    No hay porqué hacer de menos la obra de Lenin sobre el imperialismo. Sencillamente, Lenin tenía en frente ciertos enemigos, y contra ellos elevó tal escrito. Es una descalificación del Imperio depredador, basado en un fino análisis del mismo. El Imperio “anglófilo” se constituye como tal imperio en la medida en que considera a los Estados subordinados a sí como elementos fundamentales para sostener su capa basal, sin romper la corteza de su piel. Y nada más. Ahora bien, el propio Imperio (no lo llamen así, llamenlo sin más, y para no agredir la susceptibilidad de los “celibataires” de la política “dictadura del proletariado internacionalista”) ruso supone la rectificación en la práctica (la negación, la refutación) de tal imperialismo, en tanto que fundamenta su potencia en una idea circular: la de extender el comunismo universalmente, más allá de mis fronteras, incluso asumiendo la idea límite de la destrucción de mis fronteras.
    No entendiendo esto no se entiende nada. Nada más que socialdemocracias y capitalismos vergonzosos.

  14. obrero dice:

    Señores de Izquierda Hispánica;

    Esto es lo que ustedes opinan acerca de la URSS;

    “Y eso de decir que la URSS no era un Imperio es estar fuera de la realidad, además como si los soviéticos fueran unas monjitas, de hecho usaron la fuerza cuando hizo falta para que el imperio soviético no se desmoronara, intervenciones militares en Humgria en Checoslovaquia…”

    Si ustedes recortan algún texto de los farsantes Cesar Vidal o Pio Moa, verán que sus opiniones son calcadas. Y hablamos de dos anticomunistas enfermizos.
    La intervención en Hungría o Checoslovaquia, estimados compañeros, no se debe a un movimiento geoestratégico imperialista de la URSS (eso es pura propaganda anticomunista), sino a un reclamo de los Partidos Obreros autóctonos ante la deriva CONTRAREVOLUCIONARIA de las burguesías húngaras y checoslovacas, que habían sobrevivido y se habían reagrupado tras la 2ªGM (no llegaron jamás a ser purgadas bajo los régimenes socialistas respectivos), y que inician la infiltración desde dentro para tumbar “estados amigos” de la URSS mediante la generosa ayuda del Imperialismo yanqui y sus sucedáneos europeos, que optan tácticamente por potenciar el nacionalismo étnico. (es increíble la semejanza de estas tácticas imperialistas con lo que ustedes pregonan).
    De nuevo, señores, se trata de un análisis materialista, de clase, y ustedes insisten en su cerrazón nacionalista/ imperialista a la hora de analizar e interpretar cualquier hecho histórico referente a la URSS. Repito, ustedes no son materialistas. Hablan como aspirantes a geoestrategas del Pentágono. En cuanto a la INTERVENCIÓN en Afghanistán de 1979, la URSS entra en escena acudiendo al llamado del Gobierno afghano, que se encuentra superado ante una situación francamente hostil; miles de muhaidines del medievo (Talibanes) entrenados, financiados y dirigidos por la CIA intentan dar, y darán un golpe de Estado en Afghanistán…A partir de entonces las infraestructuras enérgeticas afganas (oleoductos, etc…)pasan a ser controlados por EEUU. (veáse Kosovo, INTERESES ECONÓMICOS, IMPERIALISMO).
    EEUU es un Imperio expansionista que intenta liquidar Estados “enemigos” (desde Afghanistán hasta Chile),mientras amplía y fortifica su influencia (en primer término económica)sobre los Estados “amigos” con el claro objetivo de mantener su hegemonía. La URSS simplemente intenta ayudar como puede y dónde puede a aquellos estados que se ven sometidos por el Imperialismo yanqui. Para más pruebas, Cuba, Corea del Norte, Vietnam, China…todas estas Revoluciones triunfantes reciben el apoyo soviético a posteriori, NO SON NINGUNA CREACIÓN IMPERIALISTA, sino Estados Obreros y Campesinos triunfantes que VOLUNTARIAMENTE entrechan lazos con la URSS POR RAZONES IDEOLÓGICAS, DE CLASE, básicamente. ¿Podemos decir lo mismo de los Talibanes, los Contra, los Videla, los Pinochet, los Suharto, los traficantes y criminales de guerra kosovares…? Evidentemente no, pues todos ellos son instrumentos del Imperialismo yanqui,creados y utilizados por el propio Imperialismo yanqui (Pinochet se formó en la criminal Escuela de las Américas, los Talibanes fueron “alfabetizados” por la CIA, la contra fue fabricada por el Departamento de Estado…), cuyo único objetivo es su expansionismo.
    Por cierto, Sr. Turkarev, dados sus originales postulados acerca de lo que es y lo que no es imperialismo, ¿es Cuba imperialista?. Según su sesuda definición podría ser considerada como tal ¿no?. Ha intervenido e interviene en Angola, Haití, Paquistán, Guatemala, Brasil,Venezuela, Vietnam…¡Cuba también es imperialista! Es el colmo del absurdo. Pero dígame, Sr.Turkarev, ¿cuál es el análisis materialista que extrae usted de la intervención de Cuba en Angola durante más de una década? ¿Acaso expolió petróleo, materias primas, producción manufacturada, robo de cerebros…?¿Acaso se dedicó a masacrar angoleños? ¿ha controlar militarmente el país? ¿civilmente quizá? ¡oh no, nada de todo eso! Como dijo Fidel, de Angola Cuba sólo se llevó cubanos muertos y heridos y un régimen de apartheid derrotado (y es que para ser socialista, como digo, no caben diferenciacónes de étnia, sino de clase).
    Ustedes tienen un concepto metafísico del “Imperio”, y eso sí es puro idealismo, puro nihilismo posmoderno. Y como lo utilizan como un término abstracto, aplicable a todo cristo viviente, pues no tienen problema en endosárselo a la URSS, a Cuba o quién haga falta. Y sí, señores, considerarse imperialista (por más que disfracen el término con barnices pseudosocialistas) es ser un anticomunista…así como declararse abiertamente racista. No sólo obvian las condiciones materiales, no sólo obvian el desarrollo desigual de las naciones, no sólo obvian el análisis de clase, es que además aplican términos neocons haciéndolos pasar como una “novedosa Izquierda” (Hispánica, eso sí…¡ingenuo de mí, yo que pensé que la Izquierda debía tener vocación universal!). Lo siento señores, pero un servidor no traga con ruedas de molino.
    Soy un obrero comunista, con conciencia de clase, y por tanto preocupado y ocupado por el devenir de mi clase social…sea en MAdrid o en Pekín. Así que todos estos cuentos Nacionalistas (no se engañen, ustedes son más nacionalistas que los “neofeudalistas”),los dejo para ustedes, que les encanta jugar al “Imperialismo Socialista” ¡Sólo espero que Cuba no se anexione Bolívia, dado su imperialismo voraz vía médicos, maestros…!

    Jamás el movimiento comunista internacional habló de “étnias”, “imperios” o “naciones con y sin historia” (no se me ocurre un término más antimaterialista, desde luego)…y es que cuando el pseudocomunismo intenta pasar conceptos protofascistas como “marxistas”, su bancarrota es clara y absoluta.
    Por cierto, el socialismo se hace en las calles, en los centros de trabajo, en los centros educativos, en los barrios…

    Un saludo de cualquier forma.

  15. Carlos dice:

    Definición de imperio generador sacada del diccionario filosófico que recoge los términos del materialismo filosófico de Gustavo Bueno. Obrero, si esto no es materialismo ¿pues que es entonces materialismo? lo que tu quieres o crees que es materialismo claro?. Y no se porqueque demonios te sacas de la chistera a César Vidal o a Pio Moa que no han sido citados en ningún momento, deja tus prejuicios de lado, no especules tanto.

    Filosofía política

    [ 584 ]
    Imperialismo generador

    Imperialismo generador es un tipo de norma fundamental que preside las relaciones uni-plurívocas que las sociedades políticas pueden mantener entre sí . La norma del imperialismo generador es la de la intervención de una sociedad en otras sociedades políticas (en el límite: en todas, en cuanto imperio universal) con objeto de «ponerse a su servicio» en el terreno político, es decir, orientándose a «elevar» a las sociedades consideradas más primarias políticamente (incluso subdesarrolladas o en fase preestatal) a la condición de Estados adultos, soberanos. La norma del Estado, por tanto, es generar Estados nuevos, y la dialéctica de esta norma es que ella, o bien habrá de cesar al cumplirse su objetivo (transformándose en una norma de tipo II) o bien habrá de cesar si se llega a la constitución de un estado universal único, a la creación de la clase de un solo elemento, que podría simbolizarse en la Ciudad o Estado universal (la Cosmópolis de los estoicos). Los ejemplos más notorios en la Antigüedad que cabría citar son: el Imperio de Alejandro Magno y el Imperio Romano (al menos en la medida en que su norma fundamental se considere expresada en los célebres versos de Virgilio: Tu regere Imperio populos, romane, memento). No es nada fácil mantener esta norma emic como criterio de interpretación de la historia del Imperio romano, que habitualmente suele ser interpretada, incluso desde el materialismo histórico, como ejemplo eminente de imperialismo depredador. Ni se trata de negar la justeza de la interpretación, según el tipo III, de la historia de Roma en la mayor parte de su trayectoria; se trataría de evaluar de qué modo influyó, sin embargo, la norma estoica (por ejemplo, considerando la concesión del título de ciudad –con Senado, &c.– a diversos municipios del Imperio en la época de Caracalla). El ejemplo más notorio de imperialismo generador en la época moderna es el del Imperio español, y en ello cabría establecer la diferencia entre su imperialismo y el imperialismo inglés coetáneo. Tampoco se trata aquí de ignorar las prácticas depredadoras del imperialismo español, pero sería absurdo considerarlas como derivadas de su norma fundamental, teniendo en cuenta que estas prácticas fueron continuamente vistas como transgresiones de la norma fundamental, ya desde la época de la Conquista (Las Casas, Montesinos, Vitoria, Suárez). Como ejemplos de sociedades políticas regidas en nuestro siglo por la norma IV hay que citar, desde luego, a la Unión Soviética, por un lado (en cuanto impulsora de los movimientos de liberación nacional, y esto sin perjuicio de sus prácticas depredadoras) y a los Estados Unidos de América por otro (en tanto se presentan como garantes de la defensa de los derechos humanos y de las democracias, y esto dicho con las mismas reservas que hemos aplicado a la Unión Soviética). {PTFPM / BS24 1-24}

    <<>>
    Pelayo García Sierra · Biblioteca Filosofía en español · http://filosofia.org/filomat

    © filosofia.org

  16. Estimado “Obrero”:

    Su último texto destila ingenuidad -de buena fe, por supuesto- por todas partes.

    Tiene razón en decir que las revoluciones cubana, coreana, &c., fueron revoluciones proletarias que estrecharon lazos con Moscú. Pero Moscú, cuando sus intereses geopolíticos (que los tenía) se veían en peligro, intervenían militarmente, como hicieron en Hungría, Checoslovaquia y Afganistán. La explicación que da usted, aunque sea cierta, es una justificación subjetiva más para una intervención imperial. La misma que podría dar Estados Unidos si en un país cualquiera de su órbita estuviese en peligro “la democracia”, “la libertad” o “los derechos humanos”. No deja de ser pura fraseología.

    El problema, amigo “obrero”, es que sigue pensando en parámetros de izquierda comunista como quinta generación de izquierda definida. Esto es, piensa en imperialismo como algo peyorativo, como algo que defiende masacrar pueblos, extraer sus recursos naturales y no elevar su nivel de vida. Eso es imperialismo, pero imperialismo depredador. Hay otro tipo de imperialismo, el imperialismo generador, que busca expandir las fronteras de la metrópolis, que eleva el nivel de vida de los pueblos que viven bajo su amparo, que no se detiene en sus planes y programas de dominio universal. Un imperialismo que no lo inventaron los soviéticos: ya Alejandro Magno y el Imperio Macedonio fueron los primeros ejemplos de Imperio Generador.

    Por cierto, no ha contestado a ninguna de nuestras cuestiones, particularmente las mías. Ni sobre Lenin, ni sobre los imperios, ni sobre Marx y su visión de España. Se limita a calificar ad hominem y nada más. ¿ No cree que eso no le sitúa en muy buen lugar ?

    Nosotros estamos satisfechos con la historia soviética como Imperio Generador, a pesar de su fracaso final y a pesar de su corta duración. Asumimos el termino Imperio para la URSS con todas sus consecuencias. De la misma manera que asumimos dictadura del proletariado. Creo que ya es hora de pasar la adolescencia ideológica y llamar a las cosas por su nombre.

    Cuba, a pesar de ser un país pequeño, sí tuvo ciertos comportamientos imperialistas -con el márgen que la URSS le dejaba-. El hecho de estar entre los llamados “Países No Alineados”, su obra en Angola (gracias a Cuba, en Angola se habla español) y en otras partes del mundo es una obra política de Imperialismo Generador, es decir, destinado a influir en otros países y a elevar el nivel de vida de sus ciudadanos.

    Nosotros no distinguimos más que la lucha entre clases, que es sólo efectiva mediante la lucha entre Estados (dialéctica de clases y de Estados, superación y reafirmación de la lucha de clases marxiana). No hablamos de luchas étnicas ni raciales, en absoluto. Se trata de un intento desesperado por usted de desligitimar nuestro discurso, algo que jamás nos oirá decir. Lo que sí decimos es que hay un nacionalismo étnico fraccionario, neofeudalista, que pone en peligro a las naciones políticas realmente existenetes. Y decimos además que ese nacionalismo étnico, por mucho que se tiña de demócrata o incluso de “izquierdista” es derecha política. Y como tal la combatimos. En lo que respecta a las razas, somos partidarios de eliminarlas todas a través del mestizaje, la mezcla racial y la práctica sexual interracial. Esta es la mejor manera de eliminar las razas: que todos con todos, y siempre con consentimiento mutuo, practiquemos sexo. ¿ Le parece esto algo de derecha ? Yo diría que justo al revés.

    Sobre lo que dice de Pío Moa o César Vidal. Otro intento desesperado por deslegitimar el discurso. Pero esto tiene fácil respuesta, y no voy a sacar a colación las críticas que en esta web y he vertido hacia estos dos señores. Pongamos por caso que Pío Moa dice que el cielo es azul, por ejemplo. Y que yo también digo que el cielo es azul. ¿ Eso significa que yo soy de la misma ideología que Pío Moa, o simplemente significa que ambos, a pesar de nuestras enormes diferencias, constatamos un hecho cierto ? ¿ O acaso, para que no nos encuadren con Moa, hay que negar que el cielo es azul y decir que es naranja -como el de la luna saturnianan Titán- ? Esto es absurdo.

    Fue el propio Marx el que sacó sus ideas revolucionarias leyendo a todo tipo de autores. Y no sólo de izquierdas como Fourier, Saint Simon u Owen. Marx estuvo muy influído por Hegel, que precisamente de izquierdas no era. Con esto no quiero decir que un autor de derecha sea una gran influencia ideológica nuestra. Sólo digo que a veces hay que sumergirse en las letras de autores a nuestras antípodas para encontrar la clave de alguna que otra cuestión.

    Por último decirle que vuelve a no leer mis indicaciones. El nombre de izquierda hispánica no viene por ser una izquierda hispanista no internacionalista, ni mucho menos. Es para indicar una posible sucesión en la aparición, desde la Revolución Francesa, de izquierdas definidas:

    Izquierda Jacobina o Radical (1789: Revolución Francesa)
    Izquierda Liberal (1808: Comienzo de las revoluciones española e iberoamericanas)
    Izquierda Anarquista o Libertaria
    Izquierda Socialdemócrata o Socialista
    Izquierda Comunista o Marxista-Leninista
    Izquierda Asiática o Maoísta

    Al nosotros apostar por lo enunciado por Ismael Carvallo en las “Tésis de Gijón” -Ismael Carvallo es un autor mexicano miembro del PRD de AMLO- creemos que la séptima izquierda será hispánica, esto es, iberoamericana, incluyendo én iberoamericano a todo país que hable portugués o español en todos los continentes y no sólo en América. Creemos que Iberoamérica es el caldo de cultivo propicio para la aparición de una nueva izquierda definida. Y de ahí lo de Hispánica, de la misma manera en que a la Izquierda Maoísta la llamamos asiática, sólo por su lugar de origen. Esto no significa que el maoísmo no tenga vocación universal y universalista. También la izquierda hispánica, si surge, sería universalista y pretendería establecer su proyecto en todo el planeta.

    Sin más sobre el particular, le emplazo una vez más -aunque creo que será en vano- a leer nuestros textos. Hay algo peor que no ser materialista y que no ser dialéctico: y es estar estancado en un materialismo dialéctico de corte soviético que no ha demostrado más que su propia incapacidad para reformularse. La úniva vía posible, en el siglo XXI, para retomar el Materialismo Histórico -este sí sigue siendo viable, y por ello es necesario asumirlo; sino, se sería poco menos que una especie de precopernicano filosófico-, es asumir el Materialismo Filosófico.

    Le emplazo a ello. Quizás así dejaría de usar tantos adjetivos y podría ver la revolución del siglo XXI con un materialismo más radical, más consistente y más preparado para asumir el legado de Carlos Marx.

    Salud.

  17. Turkarev dice:

    Equiparar nuestras opiniones con las de Cesar Vidal o Pio Moa es un acto, para calificarlo lo mejor posible, de mala fe.

    Mala fe, primero, porque no pintamos la historia de la URSS como si de pérfidos vampiros ateos se tratara que fueran por el mundo haciendo el mal y matando curas, sino como un país imperial, es decir, un país que actuaba en todo el mundo según sus intereses que podrían ser legítimos, pero que no por ello vamos a pensar que iban dando besitos y haciendo el bien en plan evangélico.

    Y por otra, si sus argumentos son “eso lo dice Cesar Vidal o Pio Moa” mal andamos. Ahora resulta que para pensar como uno izquierdas sólo hay que leer a Cesar Vidal o a Moa y mantener justo lo contrario. ESA ES OTRA FORMA DE DEJARSE MANIPULAR POR EL ENEMIGO. Así pues, como no tengo en consideración a Cesar Vidal me importa un pepino (por no decir una mierda) lo que el diga de la URSS. También pensará que la tierra es redonda y no por ello pienso yo que es cuadrada.

    Insisto en lo de Santiago: responda a nuestros argumentos, pero no intente descalificarnos de mala manera.

    Salud.

  18. Carlos dice:

    Y en todo caso, si como ha dicho Santiago, Moa o Vidal dicen que el cielo es azul, pues es azul. Si dicen que La URSS fue un Imperio (aunque seguramente no incluirán la especificación de generador ya que yo sepa no son materialistas filosóficos) o que el derecho a la autodeterminación de una comunidad autónoma es una falacia (aunque den más bien argumentos jurídicos-históricos que históricos-filosóficos)pues que vas a hacer, ¿decir que como estos individuos son unos fascistas lo que dicen es mentira y retrógrado y defender lo contrario? Pues no, eso es propio de un pensamiento dogmático. En todo caso habrá que decir que se está de acuerdo a grosso modo con ellos en algunas cuestiones y en otras no argumentando siempre el porque, no descalificandolos porque les has puesto a priori la etiqueta de “fascistas” o “racistas”, como hacen continuamente las izquierdas indefinidas, no sólo con estos 2 si no también con Gustavo Bueno y los materialistas filosóficos que no comulgan con sus ruedas de molino.

  19. Turkarev dice:

    Hay otra cuestión Carlos, respecto a Pio Moa y César Vidal.

    Como G. Bueno dijo gráficamente una vez, también dos vectores de sentido contrario se cruzan y comparte un punto. Ocurre igual que con las críticas a la URSS cuando la URSS existia. Había quien la criticaban porque querían destruirla y quien la criticaban porque querian mejorarla. Aunque coincidieran en muchos de sus análisis, ambas posturas no pueden ser confundidas.

    La unidad de España la defiende mucha gente, liberales, socialistas, comunistas, fascistas… así como también los nacionalismos son defendidos por socialistas, comunistas, fascistas, etc… confundirlos a todos en un mismo saco es, cuanto menos, simplitas.

    Salud

  20. Carlos dice:

    Yo no meto a todos esos , fascistas, comunistas etc que has citado tú en el mismo saco, no se como has llegado a esa conclusión Turkarev. Creo que lo que dije sobre Vidal y Moa está bastante claro. Tampoco creo por ejemplo que la ideología de Vidal sea un vector de sentido contrario (¿y de misma o diferente dirección?) que el materialismo filosófico, más bien son dos vectores oblicuos, que avanzan en el mismo sentido unas veces, que van cambiando de dirección de vez en cuando e intersectan en varios puntos (Aunque en la compararación entre materialismo filosófico con el liberalismo aquel siempre acabe reduciendo al segundo al ser un sistema mucho más potente).

    Algo totalmente opuesto (llámalo vector, corriente o como quieras) al materialismo filosófico podría ser, más que el liberalismo, la ideología nazi o islámica, aquí apenas habría puntos de intersección (más bien ninguno).

    Salud

  21. El separatismo étnico, José Ramón, lo defiende la izquierda indefinida. Jamás el comunismo.

  22. Turkarev dice:

    A Carlos y Santiago,

    Estoy de acuerdo con vuestras precisiones. Yo simplemente argumentaba contra “obrero” refiriéndome al “comunismo”, “fascismo” y todo lo demás en sentido fenomenológico, es decir, tal y como lo entiende la gente de la calle. Si precisamos más, pues claro, estoy de acuerdo con Santiago.

    Y Carlos, en ningún momento pensé que los metias a todos en el mismo saco. Si ha dado esa impresión pido disculpa, pues seguro es por mala expresión.

    Salud

  23. Carlos dice:

    No hacen faltas disculpas, ya lo has dejado suficientemente aclarado Turkarev.

    Salud

  24. jacobinoenvizcaya dice:

    Estoy total y absolutamente de acuerdo con Santiago Armesilla.
    Solo un apunte, lo que dice de la mezcla de razas, por ejemplo, también un minarquista liberal de Escuela Austríaca o un anarcocapitalista lo sostiene a pies juntillas, y ambos de izquierdas no tienen absolutamente nada.
    Un saludo a todos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s