España: Cesión ante el Islam, crísis económica y Pensamiento Alicia

Eclipsada por el Debate de Investidura, es de gravísima importancia para España la noticia que nos cuenta que Defensa ha decidido poner en marcha el Plan de Reestructuración de las Fuerzas Armadas para Ceuta y Melilla. Por lo visto, se contempla una reducción de mandos de 300 militares en las dos Ciudades Autónomas en los próximos dos años como eslabón de una cadena de medidas que, si bien son negadas ante los medios por la Delegación del Gobierno, son los propios afectados los que se encargan de confirmar.

Este plan se “acompaña”, además, de una situación ideológica, social o económica sufrida desde hace tiempo por los españoles habitantes de estas ciudades y fomentada, naturalmente, por los propios intereses marroquíes. Un diario melillense hablaba el pasado fin de semana de una campaña previa de “hostigamiento hacia lo español”, con ejemplos como el boicoteo a las representaciones consulares hispanas en el país magrebí o la paralización de obras en construcción de empresas españolas. Por no hablar de lo que la propia política española está concediendo en sus indignos tratos, en unos términos tales que no se avergüenza en reconocer que es la estrategia seguida con los secesionismos internos, especialmente en lo que toca a un proyectado bilingüismo árabe-español en las escuelas y en la administración.

Con semejante situación, parece que ZP está cumpliendo con las condiciones marcadas por Marruecos en la legislatura anterior sobre la negociación para tratar del “futuro” -eufemismo de entrega, cesión o, caso de resistirnos, invasión- de las dos plazas españolas; Marruecos ya lo dijo, y ZP consintió. Y lo peor es que este último no hace sino seguir las pautas ya trazadas respecto a este asunto por el PSOE desde la Transición, entre cuyas lumbreras diplomáticas además del recientemente conocido Moratinos, se encuentran quienes como Alfonso Guerra consideraban allá por 1982 que Ceuta y Melilla serían marroquíes por la ley de la demografía. Razón tan espeluznante como que es el proceso que ha sufrido Kosovo gracias a la mano diestra de la UE. ¿Cómo se puede consentir? ¿Qué geopolítica de casino es esta que pretende “reintegrar” al territorio marroquí lo que nunca ha sido suyo?

“Ceuta y Melilla son españolas”; esta es la verdad con que algunos incautos creerían presentar la más severa objeción a los nuevos planes del Gobierno en las dos Ciudades Autónomas. Y es que también lo son Cataluña, el País Vasco, Galicia… hasta llegar a la fórmula de la identidad que dijera, alarmada ante la dejación de la patria, “¡España es España!”. Y Z siempre podría decir: por eso, que sea destruida; porque es España, delenda est!

Extraído de: http://www.nacionespanola.org/

España ante el abismo económico y energético

Con este título, ciertamente dramático pero no por eso menos realista, escribe el miembro de AEREN Víctor Luis Álvarez un artículo en el diario online La Democracia.

La situación de la economía española es muy grave, se dirige al desastre, la contracción del consumo y del ahorro está llegando abruptamente, y las razones son más que evidentes. Como afirma el catedrático de economía Juan Torres López :«En fin, ¿por qué no admitimos de una vez que nuestro actual modelo de crecimiento es intrínsecamente generador de tensiones sobre los precios porque pivota sobre la especulación inmobiliaria, el consumo y el endeudamiento generalizado?»

El artículo está magníficamente referenciado y aborda los condicionantes más importantes que afectarán a la economía española en el futuro mas inmediato: la burbuja inmobiliaria y el agotamiento del consumo como motor económico.

Frente al agotamiento del modelo neoliberal, Víctor Luis Álvarez apunta, si no a soluciones milagrosas, sí a posibles “parches”, como es el caso de un hipotético keynesianismo energético.

Hay que mejorar las eficiencias y eliminar derroches, pero también es necesario desarrollar todas las nuevas fuentes energéticas posibles así como infraestructuras adaptadas a la nueva realidad de la escasez energética, como ejemplo las redes ferroviarias electrificadas de velocidad normal. El objetivo a alcanzar es lo que se denomina un «aterrizaje suave» que evite un choque brutal con la nueva realidad. Por ello y enlazando con la crisis económica podemos preconizar lo que se podría denominar como keynesianismo energético, que en principio dinamizaría la economía con las inversiones necesarias para preparar un futuro inmediato de baja energía, que nos permitirá que ese futuro sea lo menos traumático posible, aunque a nuestros políticos por lo visto hasta ahora esto les suene como si se hablase en un dialecto urdú.

El artículo acaba con un nuevo toque de atención frente a uno de los más graves peligros que encierra la crisis sistémica a la que nos vemos abocados: el retorno de un fascismo alimentado por el racismo y la xenofobia, ante el “gran desencanto y la frustración consumista” que puede traer esta grave crisis.

Extraído de: http://www.crisisenergetica.org/

Martín Prieto

El presidente en el país de las maravillas

Zapatero y el ‘pensamiento Alicia’. Autor: Gustavo Bueno. / Editorial Temas de Hoy, 2006. 367 páginas

Lewis Carroll fue un matemático inglés autor de las prodigiosas Alicia en el país de las maravillas y Alicia a través del espejo. También era un pedófilo reprimido por su moral y el rigorismo victoriano. Fuera ya de circulación algunos tenemos un librito con los daguerrotipos tomados por Carroll a las niñas que le inspiraban, disfrazándolas de princesas o mendigas. Gustavo Bueno ha sido catedrático de Filosofía en Oviedo y con su obra sobre España y sus problemas desmiente el silencio de nuestros intelectuales. Umbral le define como «uno de los pocos pensadores serios que nos van quedando». Su último libro es este Zapatero y el pensamiento Alicia que no podía tener otro epígrafe que «Un presidente en el país de las maravillas». Creo que en la primera Alicia el conejo la ilustra: «Lo importante no es el valor de las palabras; lo que importa es saber quién manda». No creo que Zapatero haya leído a Carroll pero estará de acuerdo con la sentencia, como todos los gobernantes del mundo.

Cuando el pensamiento Alicia se aplica a materias políticas, procederá así. Como las parejas homosexuales viven de un modo similar a como lo hacen las parejas ordinarias, llamémoslas también matrimonio; y, para evitar el escollo de distinguir en ellas el marido y la esposa, llamémosles progenitor A y B aunque no tengan hijos. Como las comunidades autónomas tienen Parlamento, Gobierno, Tribunal de Justicia y aun Fuerzas Armadas, llamemos Estados o naciones políticas a Cataluña, País Vasco, Galicia, Andalucía, etcétera. Las comparaciones son odiosas pero es cierto que los chimpancés o los gorilas se comportan en la jaula o en el zoo como si fueran niños o adolescentes humanos, tienen sentimientos, habilidades, incluso guardan sus herramientas, trátenles por tanto como si fueran seres humanos y apliquémosles los derechos humanos que la ONU definió en 1948 para los hombres: (proposición socialista del 24 de abril del 2006).

El libro se subdivide en 11 temas, todas picas en Flandes del zapaterismo sobre el que hago algunas catas. Por ejemplo, esa espesa niebla de la Alianza de Civilizaciones. «Mi primo y yo», dice Francisco I de Carlos V, «estamos siempre de acuerdo: ambos queremos Milán». La tal alianza es en sentido estricto imposible, salvo que se esté dispuesto a destruir alguno de los aliados o todos. ¿Cómo hacer compatibles la monogamia y la poligamia sin destruir uno y otro sistema? ¿Cabe una alianza entre civilizaciones que contienen entre sus instituciones la propiedad privada de los medios de producción y aquellas otras que consideran necesario destruir esa institución en nombre del comunismo? No tiene sentido una alianza entre una civilización cristiana y una civilización islámica. Sólo cuando ambas hubieran perdido la fe proselitista salvadora de sus dogmas y sacramentos, la alianza sería posible; pero no lo sería entre tales civilizaciones sino entre sus cadáveres.

Sobre las sentencias de Alicia de que la mujer no tiene patria sino mundo, el filósofo apostilla: «Alicia, una vez que la rosa hubiera aclarado su pensamiento, debiera reformularlo de este otro modo: como mujer, salvo que sea miembro de un sindicato de prostitutas sin fronteras, tengo, hoy por hoy, una patria».

Sobre el franquismo Gustavo Bueno reflexiona que como si se hubieran reproducido los luminosos días de abril de 1931, en los cuales vino la República, sin romper un cristal, así también, tras la muerte de Franco, el régimen fue desmontado pacíficamente. Por ello la nueva democracia ha de ser entendida como la continuación y el reflejo de aquella República que Franco puso entre paréntesis durante los 40 años largos de su dictadura. Bienvenidas sean, por tanto, las acciones encaminadas a reavivar la memoria histórica de la Guerra Civil y del franquismo. Lo que queda irónicamente subyacente en Bueno es que el primer franquista es el Rey, luego Torcuato, que diseñó el tránsito a la democracia, y al fin Adolfo Suárez y buena parte de la patulea de sus ministros.

Sobre España y la nación española piensa el autor que nacionalidad tiene que ver con nación, y se define como aquella cualidad de la nación que distingue a unas naciones de otras. Así, los términos nacionalidad y realidad nacional dependen de la nación como la sonrisa del gato depende del gato. Lo que bien pudiera ser es que a las transformaciones expresadas en los cambios de significado de los nombres, menores de lo que pudieran pensar los beneficiarios de ellas, a saber, las clases políticas respectivas que recibirían nombres de jefes de Estado (ellos y los de su pareja) en lugar de recibirlos como presidentes autonómicos. Pero en lo sustancial, ¿acaso Don Quijote no seguiría siendo Don Quijote, y Jacinto Verdaguer no seguirá siendo mosén Jacinto? Pero lo importante es constar que estos pensamientos Alicia pueden también ser muy peligrosos en lo práctico. Y habrá que afirmar que su carácter inofensivo es aparente. Precisamente por su simbolismo, pueden transformarse en pensamientos falsos, hipócritas y de mala fe. Y el simplismo de su decisión de asumirlo como algo evidente, y por ello expresarlo «con una permanente sonrisa en los labios».

El pensamiento Alicia es una regleta para denunciar el disparate mental zapaterista que habla como un niño ante los espejos del platonismo de Carroll, próximo al delito. También Gustavo Bueno podría haber seguido la sombra de Peter Pan como el adolescente cobarde que se niega a crecer; así la secreta Sonsoles sería Wendy y Rajoy el malvado Capitán Garfio. El cocodrilo sería María Teresa Fernández de la Vega.

Extraído de: http://www.fgbueno.es/hem/2006r26.htm


3 comentarios on “España: Cesión ante el Islam, crísis económica y Pensamiento Alicia”

  1. Carlos dice:

    Lo que pretenden los grandes traidores con Ceuta y Melilla es espeluznante, acabar cediendo esas ciudades que son españolas desde hace siglos a nuestro gran enemigo del sur. Pero digo una cosa, antes habrá guerra a que tal cosa ocurra. Hasta ahora se ha ido preparando el terreno, por parte de los grandes traidores, los separatistas (en el caso de las comunidades prosecesionistas), y Marruecos, para acabar dando el golpe cuando todo este bien atado. Hasta ahora no se ha hecho nada para impedirlo (incluyo a “su majestad”), pero habrá un límite del que no se pueda pasar mirando hacia la eutaxia del estado.
    Pero este Zapatero, que demonios tiene en la cabeza. No se si alguien ha leido “Sinuhé el egipcio, allí se narra como el faraon Akhenatón, debido a su pensamiento alicia (en este caso creía en una especie de dios monoteísta, amante de la paz), dejó el estado de Egipto desguarnecido de sus enemigos (hititas y demás) y mientras todos sus consejeros militares le advertían del peligro, él, amante de sus enemigos y de todo el genero humano (debido a su dios) no atendía a nadie y sólo hacía lo que “le dictaba el corazón”, que conllevaba el desastre para Egipto.

  2. rafael dice:

    ¡Así es ,CARLOS!,Zapatero forma parte de esa serie de gobernantes desastrosos e irenistas que ha habido a lo largo de la historia,como AKHENATÓN, hubo un emperador ROMANO ,PROBO, del siglo III que decia lo mismo que el egipcio y el ejemplo sublime de GORBACHOV-actualmente devoto de VUITON,de la religión del cambio climático y de la virgen maría- que llegó a decir:”Los capitalistas también son seres humanos”.Pues eso,los buenos son malisimos comparados con los publicitados malos de la historia.

  3. Carlos dice:

    Esperemos que España no acabe como la Unión Soviética tras el paso de Gorbachov.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s