8 de mayo de 2008: Huelga Universitaria y Concentración Nacional contra el Plan Bolonia

Izquierda Hispánica apoya la huelga universitaria a nivel nacional español de mañana 8 de mayo y se solidariza con todos aquellos que vayan a diversas concentraciones en todo el territorio de la nación española.

La marcha se iniciará en Atocha, Madrid, a las 12:00 horas y cubrirá el recorrido hasta el Ministerio de Educación y Ciencia. Muchos de nuestros lectores no estarán muy informados sobre este plan que cambiará todo el sistema universitario tal como lo conocemos. Esto no es casualidad. La desinformación y la tardanza en definir la aplicación y efectos del plan han sido la norma desde que comenzó la tramitación de este. De hecho, aún hay aspectos que no han sido aprobados. Sin embargo podemos definir una líneas generales sobre el Plan Bolonia que se resumen en lo siguiente:

1- Mercantilización de la enseñanza: Con Bolonia se pretende que las Universidades tengan un grado alto de autofinanciación, lo que implica la participación de la empresa privada en la educación. Esto para carreras como Administración y Dirección de Empresas puede ser visto con buenos ojos, pero también supondrá que carreras como Filología, Historia del Arte o Filosofía, que no resultan interesantes para las empresas en una sociedad de mercado pletórico, estén condenadas a una progresiva desaparición. La Educación es un derecho y debe ser un servicio público al servicio del bien común y no de los intereses privados.

2- Imposibilidad de compatibilizar estudios y trabajo: El Plan Bolonia obliga al alumnado universitario a asistir a un mínimo del 80% de las clases. Con ello, además de acabar con la clásica autonomía de que se dispone actualmente en la Universidad, hace imposible compatibilizar estudios y trabajo. Esto afecta sobre todo a los estudiantes con un nivel económico más bajo y a los estudiantes de otras comunidades o naciones políticas, a los que les será imposible costear su estancia.

3- Grandes dificultades para alumnos del sistema antiguo: A los que el Plan Bolonia no les pille por un año, no les ofreceran docencia para las asignaturas que tengan suspensas de un curso para otro, es decir, que si alguien suspende una asignatura en la convocatoria extraordinaria tendrá que prepararla por su cuenta con la única ayuda de una o dos tutorías al mes.

4- Desaparición de las actuales becas: A partir de ahora los universitarios tendrán que hipotecarse para poder estudiar. Las becas serán sustituidas por becas-préstamo, lo que significa que una vez accedan al mercado laboral tras haber obtenido el título tendrán que devolver el dinero prestado con parte de su sueldo, es decir, salir hipotecados de la universidad.

5- Los Posgrados (segundo ciclo en las nuevas estructuraciones de las titulaciones) van a tener precios desorbitados. En un principio fueron fijados y aprobados por el Ministerio en 1800 euros, pero a consecuencia de las movilizaciones estudiantiles han rectificado. Los estudiantes que quieran acceder al Posgrado tendrán que desembolsar la módica cantidad de 1400 euros por curso. Además será obligatorio para la obtención del título de Grado realizar un año de prácticas en empresas o instituciones. Y estarán todo ese año trabajando gratis, porque se ha decidido que las prácticas no sean remuneradas (con lo que los universitarios españoles o extranjeros que estudien en España serán explotados al estilo de los proletarios británicos de la época del capitalismo manchesteriano). Aparte de esto cada titulación tiene sus propias diferencias y es más que aconsejable que los interesados se informen vía por internet o mediante los delegados.

Con este plan España trata de ‘converger‘ con Europa en el sistema educativo. Queda muy bonito sobre el papel, pero ¿ Merece la pena renunciar a una de las pocas cosas buenas que tiene el sistema público español para converger con Europa ? ¿ Si nos diese por converger con Estados Unidos va a haber que copiar su sistema sanitario ? No señores, aquí hay cosas que estan por encima de la convergencia europea. Muchos dirán que Bolonia ya está impuesto y que no hay nada que hacer, pero si hay un verdadero y rotundo movimiento universitario estudiantil en contra del Plan Bolonia, en contra de la explotación descarnada por parte de las empresas a los estudiantes, en contra de la privatización de la enseñanza, no podran implantarlo, pero necesitamos movilizarnos todos, no sólo universitarios, sino todo el conjunto de ciudadanos españoles que simpaticen con la causa universitaria en defensa de la Universidad pública. La política es como un regateo: si de entrada aceptamos que Bolonia es una realidad inamovible no conseguiremos un buen ‘precio’.

Debemos exigir, como mínimo y con respecto a ese Cuarto Reich llamado Unión Europea, la desaparición del Plan Bolonia, y si hay que negociar en base a esto se hará. No sería bueno dejar pasar la oportunidad de protestar, de defender los derechos de los ciudadanos de la nación española a una Universidad pública, de calidad y sin privilegios de ninguna clase, ya que esta lucha no afecta sólo a los universitarios, sino al conjunto de toda la nación.

Mañana Izquierda Hispánica estará presente en la concentración de Atocha, a pesar de no haber participado en la organización de la misma, por motivos que no vienen aquí a colación. Pedimos, por solidaridad frente al Plan Bolonia, la asistencia también de gente no universitaria a la concentración.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s